DOLORES DE CABEZA Y MIGRAÑAS

“¡Me duele la cabeza!” ¿Cuántas veces has escuchado esas palabras o las has pronunciado tú mismo? Los dolores de cabeza se encuentran entre las razones más comunes por las que las personas buscan alivio para el dolor. Es posible que te sorprendas al saber que algunas de estas molestias afectan no solo al cráneo, sino también a la cara, el cuello y varían desde levemente incómodos hasta extremadamente dolorosos y debilitantes. El tipo de dolor de cabeza más incapacitante se llama migraña, y se caracteriza por dolor intenso y otros síntomas molestos.

Si un dolor de cabeza es tan intenso que interrumpe tu capacidad para funcionar normalmente, o si los dolores de cabeza han aumentado en cuanto a frecuencia o severidad, es hora de buscar ayuda profesional. Un especialista puede ayudarte a identificar las causas de tus molestias y prescribir un tratamiento que te brindará un alivio efectivo de tu dolor.

¿Qué sucede en el cuerpo que resulta en dolor de cabeza?

Los huesos del cráneo y los tejidos del cerebro no son, técnicamente, la fuente del dolor de cabeza, porque no tienen nervios sensibles al dolor. El cráneo y el cerebro están rodeados de tejidos protectores, músculos y vasos sanguíneos, los cuales tienen una extensa red de nervios. Un dolor de cabeza ocurre cuando estos nervios que rodean el cerebro y el cráneo se activan (por ejemplo, por cualquiera de las causas de dolor de cabeza mencionadas anteriormente). El dolor se irradia desde los nervios que rodean el cerebro y el cráneo.

Tipos de dolores de cabeza 

Así como existen varias causas para estas afecciones, existen diversos tipos de dolores de cabeza.

  • Dolores de cabeza por tensión. También conocido como “dolor de cabeza por estrés”, el dolor de cabeza tensional es el tipo más común de dolor de cabeza. Estos pueden ser causados ​​por un endurecimiento de los músculos del hombro, el cuello, el cuero cabelludo o la mandíbula, postura pobre, estrés y falta de sueño suficiente. Si tu dolor de cabeza se siente como una banda que aprieta y constriñe tu cabeza, probablemente sea un dolor de cabeza por tensión. Cabe destacar que este tipo es más común en adultos y adolescentes mayores.

  • Dolores de cabeza sinusales.  Son, en realidad, raros. A menudo son causadas por una infección de los senos paranasales que se caracteriza por secreción nasal espesa y descolorida, capacidad disminuida para oler, dolor o presión facial y fiebre. Si el dolor de cabeza se concentra detrás del hueso de la ceja y / o los pómulos, probablemente se trate de un dolor de cabeza sinusal. Lo que en realidad es una migraña suele diagnosticarse erróneamente (a menudo por los propios pacientes) como dolores de cabeza sinusales.

  • Dolores de cabeza en racimo.  Se encuentran entre los más dolorosos (muchos pacientes describen el dolor como una sensación de perforación). Si bien por lo general no duran mucho, podrían repetirse a diario durante un período de semanas o meses. Si tu dolor de cabeza es agudo y aislado dentro y alrededor de un ojo, probablemente se trate de un dolor de cabeza en racimo.

  • Migrañas. Este es el tipo de dolor de cabeza más grave y sorprendentemente común: es la tercera enfermedad más prevalente en el mundo. Si el dolor de cabeza es severo, está acompañado de náuseas y alteraciones de la visión, probablemente se trate de una migraña. Las migrañas son más comunes en personas de entre 25 y 55 años.

CAUSAS DE LOS DOLORES DE CABEZA 

Existen innumerables causas por las que puedes desarrollar un dolor de cabeza, que van desde las relativamente benignas hasta las muy graves. Los ejemplos de razones por las que puedes desarrollar dolor de cabeza incluyen:

  • Un golpe en la cabeza de algún tipo
  • Consumir demasiado alcohol o cafeína
  • Saltarse las comidas
  • Estar sujeto a ruidos fuertes durante un período de tiempo prolongado
  • Deshidración
  • Estrés
  • Tensión muscular
  • Ansiedad
  • Problemas de los senos nasales
  • Concusión o traumatismo
  • Hipertensión
  • Derrame cerebral
  • Tumores cerebrales
  • Varias enfermedades o dolencias

¿Cómo evitar los dolores de cabeza?

Es posible prevenir algunos dolores de cabeza, pero no todos. Las cosas simples que puedes hacer en casa para evitarlos incluyen comer con regularidad, dormir lo suficiente, limitar tu consumo de alcohol, cafeína y evitar situaciones molestas. Muchos son provocados por el estrés, el cual puede hacer que tu cuerpo se ponga tenso. Desafortunadamente, no es posible evitar muchos otros dolores. Las migrañas, por ejemplo, suelen ser hereditarias. Los dolores de cabeza sinusales son un efecto secundario inevitable de las infecciones de los senos nasales.

Obtén tratamiento para el dolor de cabeza

Si tienes dolores de cabeza que te causan un dolor que excede al dolor molesto, o que se vuelven más frecuentes o severos, es importante que los evalúe un profesional médico de confianza. Solicita una cita con un especialista en dolor de Space City Pain Specialist para obtener una evaluación y el alivio del dolor de cabeza.