La ablación por radiofrecuencia es un procedimiento que quema los nervios responsables de transmitir las señales de dolor al cerebro. Es una técnica mínimamente invasiva que implica la introducción percutánea de un electrodo en un área problemática y la estimulación de energía de radiofrecuencia. Posteriormente la temperatura del tejido aumenta debido a la oscilación iónica de microondas.

La ablación por radiofrecuencia se puede realizar mediante los siguientes procedimientos:

  • Al principio, tu médico analiza los nervios que están causando el malestar, inyectando un agente anestésico en el área donde cree que los nervios están comprometidos.
  • Si sientes alivio del dolor en las próximas 24 horas, el procedimiento de ablación debe continuar.
  • Durante la ablación por radiofrecuencia, la corriente eléctrica se aplica directamente a la zona objetivo. Esta corriente de radiofrecuencia atraviesa el electrodo para calentar el tejido nervioso.
  • Después del procedimiento, puedes irte a casa el mismo día.

Con la ablación por radiofrecuencia, los médicos “queman” el nervio que te causa dolor, lo que puede ayudar a que tu dolor crónico desaparezca o disminuya.

Ventajas de la ablación:

  • Efectividad y seguridad
  • Como procedimiento mínimamente invasivo, no requiere ingreso hospitalario
  • La ablación es un procedimiento relativamente rápido y la recuperación es rápida

La ablación Nimbus es una técnica utilizada para aliviar el dolor crónico. Funciona de manera similar a la ablación tradicional, con una adición de agua que circula a través de la sonda simultáneamente con corriente eléctrica, lo que mejora los efectos del procedimiento.

Space City Pain Specialists Utiliza todas las técnicas más nuevas para eliminar el dolor, incluida la ablación. Reserva una cita a través de nuestro sitio web y deshazte de tu dolor crónico para siempre.