Sabes que la rodilla conecta el muslo y la parte inferior de la pierna. Adicionalmente, consta de dos articulaciones, no solo una: la articulación tibiofemoral y la articulación femororrotuliana (la más grande del cuerpo humano) y podrían presentar dolor de rodilla.

Muchos pacientes que experimentan dolor de rodilla intentan tratarlo ellos mismos con hielo, calor, medicamentos y / o una rodillera, con la esperanza de que desaparezca por sí solo. Y aunque es cierto que el dolor superficial a menudo se resuelve por sí solo. El dolor crónico de rodilla, por otro lado, es mucho más difícil de tratar con remedios caseros. Cuando dura más de 48 horas y / o empeora hasta convertirse en un dolor profundo en la articulación de la rodilla, es importante que un especialista lo evalúe y trate.

Causas del Dolor Crónico de Rodilla

Afecta a personas de todas las edades y puede variar de leve a severo. Las causas más comunes de dolor de rodilla incluyen:

  • Una lesión como un ligamento desgarrado, un tendón torcido, un cartílago desgarrado o una fractura del hueso de la rodilla provocada por una caída, el ejercicio de fuerza o uso excesivo de las articulaciones de la rodilla.
  • Artritis reumatoide.
  • Osteoartritis, que ocurre cuando el cartílago de la rodilla se rompe y se desarrollan crecimientos óseos anormales en la rodilla.
  • Bursitis, que es una infección de la membrana delgada llena de líquido que protege las articulaciones de la rodilla.
  • Complicaciones previas de cirugía de rodilla.

SÍNTOMAS DE LESIÓN O DAÑO DE RODILLA

El primer síntoma de que algo está mal con la rodilla es el dolor. Cuando caminas o doblas una rodilla sana, no debes sentir ninguna sensación. Además del dolor en la rodilla, otros síntomas que indican que debes consultar a un médico incluyen:

  • Inflamación
  • Dificultad o malestar al soportar peso o doblar la rodilla
  • Hinchazón
  • Rigidez
  • Debilidad
  • Una sensación de chasquido o rechinamiento en la rodilla
  • La incapacidad para enderezar completamente la rodilla (conocida como bloqueo)
  • Pérdida de sensibilidad en la rodilla

TRATAMIENTO PARA EL DOLOR DE RODILLA GRAVE

Cuando el dolor de rodilla es severo o no se resuelve en casa después de un régimen de RHCE (reposo, hielo, compresión, elevación), es hora de consultar a un médico especialista en manejo del dolor. Un médico que se especializa en tratamientos para el dolor puede evaluarlo y diseñar un régimen de tratamiento personalizado para ti y también tomará medidas para asegurarse de que no hagas nada que pueda dañar aún más la rodilla si se lesiona.

Según la causa y gravedad, existen varias opciones para tratar el dolor de rodilla. Estos incluyen:

  • Medicamentos para aliviar el dolor o tratar las causas de su dolor (como artritis).
  • Cambios en el estilo de vida, como perder el exceso de peso o evitar o limitar las actividades físicas exigentes.
  • Rodilleras o soportes para el arco del talón.
  • Inyecciones de corticosteroides, ácido hialurónico o plasma rico en plaquetas.
  • Cirugía (cirugía artroscópica para reparar el daño en la rodilla, cirugía de reemplazo parcial de rodilla para reemplazar la parte dañada de la rodilla o cirugía de reemplazo total de rodilla).

Otros tratamientos para el dolor de rodilla que nuestros médicos especialistas en dolor realizan en pacientes con dolor crónico incluyen:

Nimbus

Estimulación de la Médula Espinal

Bombas de Microdosificación y Dolor

El Alivio del Dolor Crónico de Rodilla es Posible

No todos los dolores de rodilla son graves, pero el dolor de rodilla que es severo, afecta tu movilidad y dura un período prolongado de tiempo podría empeorar si no se trata. Si te encuentras en el área del sur de Houston y tienes dolor de rodilla, comunícate con nuestros médicos de Space City Pain Specialists. Nos especializamos en diagnosticar el dolor de rodilla y, lo que es más importante, tratarlo en lugar de enmascararlo.